lunes, 31 de diciembre de 2012

Lo que nos espera en 2013

Ante todo hay que decir que es un verdadero cliché escribir este tipo de artículos, ¡pero me subo al carro!

Este año 2012 ha sido complicado, completo y duro. El mundo se ha ido un poco más al carajo, la economía mundial está coqueteando con una nueva recesión, nada ni nadie sabe exactamente qué forma tiene esta crisis, se habló al principio de una crisis con forma de V, en la que la actividad económica repuntaría enseguida, ahora sabemos que se parece más a una L, pero el período de estancamiento se está alargando demasiado, el sistema financiero sigue sin desapalancarse, el sector público está siendo desmantelado y privatizado, aumentando costes y reduciendo calidad, ya que si nos gastamos 100€ en sanidad pública, los 100 van para sanidad, pero en la privada, de esos 100€ tendremos 20€ para beneficios.

También hemos tenido grandes actos de rebeldía, la gente ha empezado a organizarse, nunca hemos sido tan conscientes de lo que se cuece en las entrañas del poder y la política, de los intereses, de como el capitalismo se ha convertido en capitocracia, de como el dinero ha dejado de ser una herramienta para realizar intercambios de forma sencilla, y todo esto es algo de lo que enorgullecerse, si hay que hablar de brotes verdes y luces al final del túnel diría que son estas reacciones de la población.

Según Merkel, en 2013 nos espera un año aún más difícil, lo pasaremos peor, y seguiremos esperando las mejoras que en teoría, producen las medidas adoptadas que hasta ahora no han conseguido nada, así que toca seguir teniendo fe.

El mundo no se ha acabado el 21 de Diciembre, pero todavía tenemos un rato para terminar el trabajo, o evitarlo. A ver si este le da su merecido al que se lo merezca...